Jóvenes y subnacionales: una “alianza” por el clima

Esperar “respuestas” del gobierno de Bolsonaro para contener la crisis climática no es una opción. Mientras su gobierno trabaja para “limpiar” la imagen de la agroindustria brasileña, agentes regionales, la juventud y la sociedad civil organizada dialogan para encontrar soluciones eficaces.

Por Mirela Coelho, enlace de Engajamundo

Traducción: Mariano Figuera

El viernes 5 de noviembre fue el día de la juventud y el compromiso en la COP26, la vigésimo sexta Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima. Y en el Brazil Action Climate Hub, Engajamundo promovió por la mañana el panel “Jóvenes y subnacionales: una alianza por el clima”. El objetivo del evento era crear un espacio informal de diálogo entre los jóvenes y los agentes federales y subnacionales para encontrar convergencias de acción y oportunidades de apoyo mutuo. Estuvieron presentes la diputada federal Tábata Amaral, la fundadora de Clima de Eleição, Beatriz Pagy, y Camila Pontual, representante de la Secretaría de Medio Ambiente de Río de Janeiro.

Durante la conversación, Tábata Amaral destacó la responsabilidad del gobierno federal por apoyar iniciativas y financiar proyectos vinculados a la educación ambiental y a los empleos verdes, destacó la importancia de la movilización de los jóvenes para monitorear las acciones en la base y presionar a los diputados, y dijo que la agenda climática no puede ser colocada como una agenda de la “élite”.

Camila Pontual habló de la actuación de Río de Janeiro en la agenda climática y expuso la intención de la ciudad de crear el mayor huerto urbano comunitario del mundo en el Parque Madureira. También aportó al debate el protagonismo de los jóvenes en los procesos de toma de decisiones y dijo que “el legislativo, el ejecutivo y el judicial tienen que abrir sus puertas a los jóvenes”.

Tras el debate, Beatriz Pagy habló de la importancia de la formación y la profesionalización de los jóvenes para influir eficazmente en las decisiones sobre el clima. Para ella, es necesario que los jóvenes entiendan bien la agenda, para que no se conviertan en masa de maniobra.

Tenemos que evitar caer en soluciones fáciles[…] Estamos hablando de un nuevo sistema productivo y social, ¡tenemos que interiorizar esta narrativa y vigilarla!”– subraya Beatriz, mirando especialmente a las elecciones del año que viene.  Para ella, debemos entender cómo conectar todas las prácticas ya existentes en torno a un nuevo modelo de sociedad.

La movilización de la sociedad civil es muy importante en este contexto de crisis climática, en opinión de todos los participantes. Tábata destacó que cuanto menos se debata una agenda por parte de la población, peor será el resultado de una votación en el congreso nacional.

Al final del evento, la delegación de Engajamundo entregó a los participantes sus puntos de presión para la conferencia, que pasan por los temas de Net zero, NDCs (Nationally Determined Commitments), SDCs (Sub Nationally Determined Commitments), financiación climática y mercados de carbono. Se espera crear, tanto con los participantes como con otros actores brasileños, una relación amistosa y de colaboración.

En esta COP, Engajamundo comprendió la necesidad de ser más estratégico y centrar sus esfuerzos de presión en los actores regionales, teniendo en cuenta la posición del gobierno brasileño de no dialogar con la sociedad civil. Sin embargo, no es una opción quedarse quieto esperando la voluntad del gobierno brasileño de actuar contra la crisis climática.

La COP 26 está ocurriendo y Brasil sigue en un intento fallido de limpiar su imagen de agroindustria, presentar los bosques como oportunidades económicas y esquivar las críticas. Mientras tanto, las figuras subnacionales, la sociedad civil y los jóvenes están en la conferencia manteniendo diálogos estratégicos y representando verdaderamente a Brasil.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *